lunes, 18 de marzo de 2019

LLEGAR AL LIMBO


Por fiiiiiiin es lunes. (konečně, dnes je pondělí)
 
Sí, hoy es lunes pero no pueden ser todos iguales. Hoy me invade la apatía, o lo que es lo mismo 
una falta de emoción o entusiasmo. En términos psicológicos estado de indiferencia. Es términos 
mas cotidianos: estoy que ni sí, ni no, y lo contrario. Ni fu, ni fa. Estoy que no me encuentro, ni me 
busco. ¿El origen de esto?... no se, no tengo el día hoy como para buscar razones. Simplemente NO.
 
Apatía es una palabra derivada del sufijo –patía que quiere decir sentimiento o afección y el prefijo 
a- que indica carencia o negación. Vamos que no tengo sentimiento por nada y si lo tengo es 
negativo. Que esto se resumen tal cual: hoy paso 3 pueblos de todo.
 
Pero no es verdad, no paso de todo, aunque si que es verdad que hoy llevo el chubasquero 
emocional y me resbala todo un poco porque la vida es tan complicada que si no relativizas 
situaciones te vuelves un deriva emocional, que no es otra cosa mas que desviarte de tu rumbo. 
Es por tanto interesante y necesario pasar de todo durante un rato al día para que no explotar. Esto 
no significa que siempre estés en el limbo, o flipado. Solo se trata de relativizar para llegar al limbo 
y volver. Es una forma de escapada sin moverte de tu sitio o sin dejar de hacer lo que debes de 
hacer, pero con un sentimiento menos estresante.
 
Somos humanos con limitaciones y si no entiendes esto, quizás estás ya a la deriva o te falta un 
hervor, que también se dan casos.
Genial. Por fin es lunes. …. Hoy paso (pero hacia delante siempre).
 
OP
 
 

lunes, 4 de marzo de 2019

UN AS EN LA MANGA


 Por fiiiiiiin es lunes (äntligen idag är detmåndag.)

Es importante. Incluso aun cuando no juegues a naipes. 
La realidad es la que es, la que nos toca vivir cada día, de eso no hay duda pero hay maneras 
de mejorarlo.
 Siempre me gusta dejar lo mejor para el final. Para darle algo de chispa al día a día. Tampoco
es que haya que volverse loco. Tan solo se trata de no contarlo todo para mantener el suspense,
y en el último momento desvelar una sorpresa. Lo que se suele decir en el argot del póker: 
guardarse un as en la manga.
 
Es una expresión habitual, pero que aplicada a nuestra vida diaria le puede dar un poco mas de 
“ritmo e intensidad” a nuestra supervivencia cuando esta se nos vuelva algo monótona o aburrida.
 
Es como poner condimento a lo que te pasa para luego darse salsa cunado lo terminas contando.
 Genial. Por fin es lunes. Dando cartas.
 
OP
 
 

lunes, 25 de febrero de 2019

EN EL ABISMO


Por fiiiiiiin es lunes. (နောက်ဆုံးအနေနဲ့ယနေ့တနင်္လာနေ့ဖြစ်ပါသည်)
 
 
La segunda definición en el diccionario de la palabra abismo se especifica como: Realidad 
inmaterial inmensa, insondable o incomprensible.
 
Y eso es exactamente lo que siente alguien que se enfrenta al emprendimiento. Emprendimiento 
no es solo montar nuevos negocios. Ese es otro de los errores que nos lleva muchas veces al 
inmovilismo. Porque emprender es acometer y comenzar algo. Sea donde sea. Puedes emprender 
en tu casa, en tu trabajo habitual, en tu familia y en un negocio.
 
Muchas veces nos enfrentamos a situaciones desconocidas que nos sacan de nuestra zona de confort,
literalmente: a patadas. Nosotros llevamos una vida, mas o menos cómoda, y de la noche a la mañana 
tenemos que dejar todo eso para empezar, emprender, un nuevo camino.
 
Pero no pasa nada si afrontas el reto de fuerza, determinación. Nadie puede ver el futuro. Lo que 
viene por delante es altamente desconocido para todos. Pero en todos los sentidos. La tendencia 
es pensar que siempre vamos a estar igual, pero hay determinadas situaciones en la vida que cambian 
de forma natural o forzadas por nosotros y no por eso debemos hundirnos. 
 
Sentirse en el abismo es algo lógico porque por definición el abismo es insondable o incomprensible, 
pero hay un proceso por el cual, si seguimos unos sencillos pasos asumiremos en mejor situación 
el nuevo desafío. 
  1. Lo primero hay que ser realista. La realidad es lo que es y no debemos suavizarla, adaptarla, 
    engrandecerla..
  2. Lo segundo es abandonar la idea de que puedes controlar todo. Siempre habrá algo que se
     te escapa.
  3. Lo tercero. Hay que pagar por adelantado. El único sitio donde éxito esta antes que el trabajo 
    es en el diccionario.  
Sólo tu decides si quieres hacer cambios.
Genial. Por fin es lunes. Adoptando cambios.
 
OP
 
 

lunes, 18 de febrero de 2019

COMPROMISO

Por fiiiiiiiiin es lunes.(마침내 오늘은 월요일이다.)
 
Crea un marco de referencia en el corazón. Un conjunto de directrices que sirven de guía para 
regir tu vida. Sin participación no hay compromiso. Sin compromiso nada es posible.
 
Para que algo funcione necesariamente debemos tener gente comprometida y esto solo se 
puede conseguir si nace dentro de uno mismo. ¿Se puede hacer algo para que una persona se 
comprometa? La respuesta es sí. Además con tres “sencillas” pautas puedes conseguir 
resultados milagrosos. Y pongo sencillas entre comillas porque desde luego requiere algo de 
esfuerzo, aunque una vez que estén diseñadas en nuestra cabeza son sencillas de implementar. 
 
Lo primero sería definir la participación de esa persona en ese asunto. Es complicado, por 
no decir imposible que una persona se identifique con algo sobre lo que no participa. Este error
es muy frecuente en las empresas que piden a sus empleados un compromiso pero que sin 
embargo, estos tan solo les imponen deben órdenes que deben acatar.
 
Lo segundo es dedicarle tiempo. Algo que parece de lógica pero que la mayoría de la gente 
comete el error de imponer, va muy ligado a lo anterior, un tema determinado dando por 
hecho que el otro empleará su estimado tiempo en nosotros. Las persona se compromete 
si se sienten parte de, y necesariamente eso requiere tiempo y frecuencia, no serviría tocar 
un tema una vez al año. Debe cumplirse una rutina, que es lo que al final, conmueve o aburre 
a una persona sobre un determinado tema.
 
Participar en el diseño, sea lo que sea, implica a las personas hasta el punto de generar en ellos 
una auténtica experiencia de aprendizaje que se trasforma en un compromiso con esa causa. 
Esa experiencia de aprendizaje normalmente genera en la persona un ansia por continuar, 
aprendiendo, aportando, colaborando, creciendo… 
 
Y por último, si se consigue el objetivo no olvides el agradecimiento. Siempre compartirlo todo.
Genial. Por fin es lunes. Comprometido.
 
OP 
 
 

lunes, 11 de febrero de 2019

NO TENGO TIEMPO PARA NADA


Por fiiiiiiines lunes. (finalmente, oggi è lunedì)

¿Cómo administras tu tiempo?
Lo primero que debemos aprender es a ser conscientes de cómo manejamos el tiempo. Observa tu agenda diaria o semanal. Me levanto, llego al trabajo, comienzo la actividad, parada para almorzar… etc.

Los habitual es que los pasos que sigues cada día suelen ser siempre los mismos porque son rutinarios.
La costumbre hace que no nos planteemos el orden de lo que hacemos, funcionamos por inercia. Esto no tendría mayor importante si dicha inercia cubriera todas nuestras necesidades, pero ahí está el problema. Todos los días no son iguales pero nuestra tendencia, por inercia, es hacer siempre lo mismo ajenos a los cambios.
Esto no significa que la inercia en el trabajo sea perjudicial. Más bien nos referimos a que  trabajamos en muchas ocasiones a la espera, no de forma proactiva.
 
No es extraño por tanto que desde la antigüedad filósofos, matemáticos o sabios de todas las áreas de conocimiento se sintieran atraídos por el concepto de tiempo, e intentaran definirlo, abarcarlo, medirlo e incluso detenerlo.

El tiempo es una variable sobre la que no podemos actuar, que puede ser medida, y cuyo flujo está en constante evolución, aunque nuestra percepción puede variar según nuestras circunstancias.
La productividad, en cambio, es una variable moldeable, que depende en gran medida de cómo manejemos nuestro tiempo, como estructuramos su uso y la aplicación que realizamos sobre las tareas u obligaciones cotidianas.

Pero solo hay dos tipos de tiempo
·       El tiempo cronológico, que lo representamos en nuestra agenda con días, meses, horas es el tiempo objetivo que nos ayuda a sincronizar tareas, planificarlas u ordenarlas.
·       El tiempo subjetivo es el que sentimos, el que utilizamos mentalmente.

El control del tiempo ha tomado una posición muy predominante, aún cuando no seamos conscientes a veces, los cambios que se producen en nuestro entorno cada vez son más rápidos, y es habitual escuchar comentarios tales como: “no tengo tiempo para nada”,“el tiempo vuela”, o “no llego. Otra vez tarde”.

Pero el control del tiempo es subjetivo y en gran medida la clave a la hora de realizar con éxito la mayoría de las tareas que nos corresponden, y de conseguir los objetivos fijados.
La buena noticia es que tu tiempo puede administrarse de forma eficiente. Siempre podremos mejorar cómo utilizamos nuestro tiempo, poniendo atención a los condicionantes que influyen para su control.

Y ya sabes, fundamental aprender a diferenciar entre los urgente y lo importante. Podrás hacer mas cosas de las que nunca imaginaste.
Genial. Por fin es lunes. A tiempo completo.
 
OP