lunes, 10 de diciembre de 2018

MANTÉN VIVAS TUS ILUSIONES


Por fiiiiiiin es lunes. (마침내 오늘은 월요일이다.)

La ilusión es lo último que se pierde, y ¿cuándo pierdes la ilusión que pasa? Pues que se acaba todo. Simplemente no existen razones para seguir y entras en vía muerta, es por eso, que los humanos nos aferramos a nuestra ilusiones y así debe ser, porque de ello depende nuestra propia supervivencia.

Las ilusiones no dejan de ser meras representaciones mentales que desarrollamos ante un estímulo. Siempre asociada a nuestros sentidos desembocan en un acto irreal pero sentido que nos produce un cambio de ánimo. Realizamos una interpretación o una proyección de los que nos imaginamos.

Suena algo complejo y lo es, pero es la salsa de nuestra vida, eso a lo que nosotros llamamos motivación no es mas una interpretación mental de nuestras ilusiones. No podemos vivir sin ilusiones.
Es por esto que necesitamos en todo momento dotar nuestra vida de ilusiones, así como todos los que nos rodean, haciéndole participes. Conseguir hacerlas realidad no siempre es fácil, y no siempre depende de nosotros pero… alguien dijo que lo mas importante es el viaje, y es bastante probable porque cuando se alcanzan pierdan toda o parte de su grandeza pero así somos. Necesitamos de ese tiempo para disfrutar.  

Me quedo con una frase de Víctor Hugo que me encanta: “El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene”. Pues echa a volar tu imaginación y mantén vivas tu ilusiones.
 Genial. Por fin es lunes. Ilusionado.

OP

 

lunes, 3 de diciembre de 2018

IDENTIFICAR SEÑALES

Por fiiiiiiin es lunes. (Nakonec je dnes pondělí.)

No hay nada peor que la suavidad de la indiferencia. Juan Montalvo

Atraer la atención de alguien cuando no está interesado es bastante complicado, pero no imposible. Lo primero es fundamental descubrir el momento en el que surge un cierto interés, por muy leve que sea, antes de intentar nada con ellos. Se trata de escuchar. Pero no escuchar lo que nosotros decimos si no de los mensajes que nos mandan.
Permaneciendo siempre alerta podremos identificar señales que demuestren cierto interés y el grado de tolerancia. Detectado ese cierto, aunque mínimo interés, es el momento de darse a conocer, a presentar o dar a probar nuestra oferta. Es como la pesca, no se trata solo de sentarse a esperar caña en mano. Se trata primero de ver si hay peces, que tipo de anzuelo usaremos, y finalmente si vemos que hay movimiento de peces, pues seleccionaremos la mejor de nuestras ofertas como cebo.
Ello no necesariamente quiere decir que hayamos triunfado pero si que nos hemos dado a conocer. Estamos presentes. Y es ese punto el inestimable a la hora de que, cuando surja la necesidad y la toma de decisión, en este caso, en diferido tengamos una presencia activa en la mente de nuestro objetivo.

Tras cruzar la barrera del interés solo se trata de permanecer en la mente, es decir esperando alerta, con la caña preparada. No es cuestión de vender nada, tan solo esperar estando presente en la mente del objetivo como posible solución a su problema. Cuanto mas presencia mas se reduce la demanda, pero se reduce la competencia, porque ya estamos ahí. Como cuando en verano te apetece un helado. Sabes donde los vendes, no buscas posibles ofertas para evaluar, simplemente vas donde sabes que están y lo compras.
Sentir una suave indiferencia en la mente de nuestro público es simplemente no existir por eso debemos ser nosotros los que hacemos acto de presencia de forma reiterada para mantener vivo el recuerdo y en la mente. 
Genial. Por fin es lunes. De pesca.

OP


lunes, 26 de noviembre de 2018

SERENO Y DESPEJADO


Por fiiiiiiin es lunes. (Endelig er i dag mandag.)

¿Cómo te sientes cuando te das cuenta de que te has cometido un error? Si la respuesta es: mal. Aprende. Si la respuesta es: entraba dentro de las posibilidades. Bien.
Normalmente cuando tomamos decisiones nunca contamos con toda la información, es por eso que recurrimos a la fórmula de interpretar los escenarios según nuestras disposición. Rellenamos esos espacios en blanco que nos faltan o dicho de otra forma, redondeamos el cuento cuando nos falta parte de la historia. Esto no está mal. Es natural. Somos así.
El problema surge cuando todas nuestras expectativas están apoyadas en esos redondeos de la historia que nos hemos construido. La mayoría de las veces, salvo que tengas poderes paranormales, lo que ocurre es que no acertamos o acertamos poco. Y si pusimos todas nuestras expectativas en ello y no sale, pues llega una terrible frustración.

En el caso que te falte información y tengas que tomar una decisión: no hay problema redondea pero… plantea un nuevo supuesto, un plan B, por si no sale la primera opción. De esta forma construimos un plan de contingencia posible, reduciremos la frustración en caso de fracaso y crearemos un puente a una nueva alternativa que hace que los tiempos de remordimiento y arrepentimiento se acorten porque tu mente ya estará pensando en el siguiente paso futuro y no en lo que pasó. Aprende de tus errores y continua.

Es importante terminar el día satisfecho de lo que has hecho (con resultado positivo o negativo, pero hechos). Olvida los errores cuanto antes para que no se conviertan en un carga que lastra. Vete a dormir cada noche tranquilo, porque a la mañana siguiente empieza un nuevo día y se empezarán a plantear nuevas posibilidades. Es fundamentar emprender siempre el nuevo dí con ánimo positivo y nuevas expectativas. Sereno y despejado.
Genial. Por fin es lunes. Sereno y despejado.

OP

 

lunes, 19 de noviembre de 2018

ÚLTIMA COSECHA


Por fiiiiiiin es lunes. (Konačno, danas je ponedjeljak)

Sí miras un poco a tu alrededor veras que estamos rodeados de energía. La materia se transforma en nueva materia pero siempre a base de energía. Vivimos en este planeta gracias a la luz y el calor de una gran estrella que es el sol, de noche nos guiamos por las estrellas del universo. Las estrellas se forman de materia, fusión de gas e irradian energía.
Todo el mundo que haya pasado por el colegio sabrá aquello de la fotosíntesis y que es gracias a la energía del sol, pero muchos no sabrán que igualmente la luna ejerce, al igual que ocurre con las mareas, un gran influjo sobre las cosechas, y sobre las plantas, pudiendo llegar a variar el resultado de una cosecha dependiendo en que fase se encontrara la luna.
Y como no podía ser de otra forma, también sobre nosotros los humanos; los famosos lunáticos que tienen conductas erráticas en determinadas fases lunares o como la carencia de sol y su energía simplemente nos mata. 

La materia ni se crea ni se destruye solo se transforma, pero si que necesita de la energía para trasformarse.
Y nosotros influimos mucho en esa transformación. Nuestras acciones, al fin y al cabo, son una metamorfosis natural de la energía. Y de esa evolución de nuestras acciones es nuestro retorno, nuestra conducta, nuestra vida. Y es aquí cuando decimos que actúa el karma, y nos viene devuelto aquello que sembramos. Para el karma cualquier acción tiene una fuerza dinámica que se pronuncia e influye sobre la existencia del individuo.

Pensando en todo esto es sencillo ver que tipo de vida llevamos solo examinando lo que recogimos en nuestra última cosecha. Y de esta forma es fácil sacar conclusiones sobre como fueron nuestras acciones, y como trasformamos nuestras materia y lo que después obtuvimos.

Puede parecer metafísica pero tan solo se trata de observación lógica razona. Algo muy sencillo de hacer, y que a veces olvidamos.
Genial. Por fin es lunes. Azadón en mano.

OP 

 

lunes, 12 de noviembre de 2018

VUELVE ATRÁS DE VEZ EN CUANDO


Por fiiiiiiin es lunes. (סוף, הייַנט איז מאנטאג.)

En muchas ocasiones escucho eso de “yo para atrás, ni para coger impulso”, y personalmente creo que es un error. Seguramente, a todos nos pasó, que en alguna parte de nuestra vida “todo fue maravilloso” y lo añoramos con verdadera nostalgia.  Maravilloso era, o por lo menos así lo recordamos, bien porque sucedió en realidad o bien porque lo idealizamos especialmente cuando estamos en una situación que nos desagrada o incomoda.
El caso es que echar la vista atrás, de vez en cuando, no es malo. Lo malo es vivir en el recuerdo, pero no es malo vivir de recuerdos, especialmente en aquellos momentos y situaciones en que las cosas no van como esperamos.

Vuelve atrás de vez en cuando un par de veces al día, ¿por qué no?. Está claro que ese tiempo nunca regresará pero, si entonces eras mas feliz de lo que te siente ahora, por qué no revivir esos momentos para ensalzar el ánimo y reforzar nuestra autoestima pensando que si lo hicimos una vez, quizás podamos repetirlo de nuevo. Y ver como cambiamos, crecimos, evolucionamos y en lo que nos hemos convertido es efectivo porque te ayudará a seguir mejorando y progresando.
Genial, por fin es lunes. Mirando atrás de vez en cuando.

OP